Búsqueda de productos



Riesgo de alergias


Búsqueda avanzanda de productos

Transporte de alimentos infantiles durante el viaje

¿Cómo puedo transportar los alimentos infantiles en el coche?

Alimentos infantiles que debe llevar de viaje

Las temperaturas en el maletero pueden llegar a 40°C o más, por lo que es necesario ser previsores:

Los productos secos como fórmulas infantiles, papillas de cereales en polvo y tarritos a base de frutas (Frutas, Frutas y Cereales y bebidas)  son bastante resistentes. Estos productos pueden transportarse en el maletero sin problemas.

Sin embargo, las verduras y los productos que contienen carne (menús, preparados con carne) podrían deteriorarse si se exponen a temperaturas superiores a 40°C durante un periodo de tiempo prolongado. Por eso, es conveniente tener en cuenta la temperatura para la conservación segura de estos productos. Si es posible, guárdelos en el compartimento de los pasajeros. La ventilación y el aire acondicionado mantendrán las temperaturas más bajas.

Transporte en el maletero: enfríe los tarritos en el frigorífico antes de iniciar el viaje y, después, colóquelos en un recipiente de transporte refrigerado (bolsa, nevera).

En primer lugar, los tarritos deben guardarse cuidadosamente para evitar roturas. Lo mejor es conservar toda la bandeja, todavía embalada en film plástico. Todos los productos que necesite durante el viaje deben estar a mano en el interior del coche.

Transporte en avión

Puede transportar alimentos infantiles en su equipaje en maletas resistentes a los golpes y a la presión (por ejemplo, maletas rígidas). Los tarritos deben embalarse cuidadosamente para evitar roturas. Póngalos también en bolsas de plástico para proteger el resto del contenido de la maleta.

Sin embargo, es conveniente que lleve alimentos para los 2 primeros días en su equipaje de mano, por si acaso su otro equipaje se retrasa. Así se asegurará de tener todos los alimentos que pueda necesitar su bebé. Antes de partir, infórmese bien en la compañía aérea y en el aeropuerto correspondiente sobre los alimentos infantiles que se permite transportar en el equipaje de mano. 

Conservación de alimentos infantiles en el lugar de vacaciones

Los tarritos deben conservarse a menos de 30°C en vacaciones. Antes de utilizar los tarritos, compruebe que el envase no esté dañado. Si un tarrito o vaso no está precintado correctamente, no es adecuado para su consumo.

En los tarritos, la “prueba de la tapa” resulta muy útil: el centro de la tapa debe ser ligeramente cóncavo y no debe ceder bajo presión. Por seguridad, no debe utilizarse ningún tarrito con la tapa curvada hacia fuera. Además, debe escuchar claramente un clic cuando lo abra por primera vez.

En los vasos y bandejas, la “prueba de presión” resulta muy útil: sujete el vaso o la bandeja con la lámina hacia abajo y presione las paredes. Si el producto gotea, no debe utilizar el contenido. En vacaciones, los productos instantáneos como las fórmulas infantiles o papillas de HiPP deben guardarse en un lugar seco lejos de la luz solar. Si hace mucho calor, a ser posible es conveniente conservar en un frigorífico los alimentos secos sin abrir. Una vez abiertos, no los conserve en el frigorífico. El polvo puede humedecerse y deteriorarse. Guárdelos en un lugar seco y utilícelos lo antes posible. También puede conservar los alimentos fuera del frigorífico. 

Le deseamos que tenga un buen viaje y que disfrute de sus vacaciones.