Búsqueda de productos



Riesgo de alergias


Búsqueda avanzanda de productos

Consejos sobre protección y cuidado dental

Dientes sanos desde el principio

Además de llevar una dieta “buena para los dientes” con poca cantidad de azúcar y ácidos, un cuidado dental adecuado es el segundo pilar para la salud dental. Los primeros dientes deben mantenerse sanos y bonitos durante el mayor tiempo posible, porque unos dientes de leche sanos son muy importantes para la salud de los dientes definitivos que saldrán después. Por este motivo, debe empezar cuanto antes con la higiene dental. Hemos reunido para usted varios consejos importantes, aunque también debe consultar a su dentista.

Consejo 1 de HiPP – Lavar los dientes

En cuanto aparece el primer diente, debe comenzar con el lavado de dientes. Al principio, basta con frotar con un bastoncillo de algodón húmedo. Cuando salen más dientes, pueden lavarse una o dos veces al día con un cepillo de dientes para bebés.

No es necesario usar pasta de dientes para los primeros dientes. Es mejor prescindir de ella, pues su pequeño no sabe todavía escupir la pasta después del lavado. Consulte a su pediatra acerca del uso de la pasta de dientes. Éste le informará sobre el momento más adecuado y la elección de la pasta.

Consulte también a su pediatra acerca del uso de flúor para fortalecer los dientes, pues es quien mejor sabe lo que su hijo necesita.

Consejo 2 de HiPP – Proteger los dientes

¿Sabe que usted puede provocarle caries a su hijo? Si chupa la cuchara o el chupete de su bebé, puede transferirle fácilmente las bacterias procedentes de su propia boca. Por ello, utilice siempre una cuchara o un chupete limpio para su hijo.

Consejo 3 de HiPP – Evitar que chupe constantemente

Todas las bebidas pueden dañar los dientes (caries) si el bebé chupa frecuente o constantemente del biberón, incluso aunque sólo sea agua.

Por este motivo:

  • Asegúrese de que su hijo beba rápidamente – hasta saciar la sed.
  • No le dé el biberón al bebé para que chupe constantemente, como chupete o ayuda para dormir.
  • Sujete usted el biberón, no deje que lo sujete el niño.
  • Acostumbre al bebé a beber en vaso a partir de los 8 meses.

Consejo 4 de HiPP – No debe “picotear” todo el tiempo

No le dé al niño comida y bebida todo el tiempo. Los dientes necesitan descansar, sobre todo por la noche, porque la saliva repara el esmalte dental entre las comidas. Este proceso se conoce como “remineralización” y permite restablecer los minerales disueltos. Los alimentos arrastran la saliva e impiden que ésta repare los dientes. Por este motivo, dele sólo a su bebé comida y bebida en las horas establecidas y evite “picotear” y alimentarle por la noche.