Búsqueda de productos



Riesgo de alergias


Búsqueda avanzanda de productos

Así, su bebé dormirá sano y salvo

Consejos sobre el sueño

En raros casos, en el primer año de vida puede producirse durante el sueño el síndrome de muerte súbita del lactante. Afortunadamente, existe una prevención muy eficaz: procurar el entorno adecuado para el sueño. Algunas sencillas medidas ayudan a reducir al mínimo el riesgo para su bebé. Las siguientes recomendaciones se han demostrado científicamente y aplicado con éxito en la práctica.

Dormir boca arriba

Desde el primer día, los bebés deben dormir siempre boca arriba, incluso durante el día. Ésta es la medida preventiva más importante para un sueño seguro y reduce el riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante en un 50%.

No se preocupe por que su bebé pueda tragarse el vómito o asfixiarse por ello. Según los expertos, este miedo es totalmente infundado pero, por desgracia, a menudo supone un obstáculo para que el bebé adopte una posición segura durante el sueño.

Cuando el bebé está despierto y activo, debe colocarse boca abajo para entrenar la musculatura de la espalda. Después, cuando el bebé pueda darse solo la vuelta para dormir boca abajo, puede dejarle que siga durmiendo en esta posición.

Saco de dormir en lugar de manta

Si se utiliza un saco adecuado para bebés, el bebé no puede quitárselo a patadas ni sacárselo por la cabeza.

Para saber qué longitud es la correcta para el saco de dormir, se aplica la siguiente regla: estatura corporal menos longitud de la cabeza más 10-15 cm. La abertura del cuello no debe ser más grande que el perímetro craneal. Existen sacos de dormir especiales para bebés recién nacidos.

Protección frente al calor excesivo

Los bebés prefieren un entorno fresco para dormir. Por eso, sólo debe encender la calefacción si la temperatura ambiente desciende por debajo de 18°C. No coloque la cuna cerca de la calefacción o al sol. Las manos y los pies de su bebé pueden estar frescos, lo cual no significa que tenga frío.

Todo lo que necesita su bebé para dormir es un pañal, un body, un pijama y el saco de dormir. Si la temperatura ambiente es elevada, sobre todo en verano, necesita incluso menos ropa. Si el bebé suda alrededor del cuello, hace demasiado calor en la habitación. No le ponga gorro para dormir, los bebés se desprenden del calor sobrante por la cabeza. No deben utilizarse bolsas de agua caliente ni mantas eléctricas en la cuna, ni tampoco pieles de oveja o similares.

El humo de tabaco es nocivo

Fumar cerca del bebé aumenta el riesgo de sufrir enfermedades y el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.
Evite fumar durante el embarazo y el primer año de vida del bebé. El entorno de la vivienda debe estar libre de humo, sobre todo la habitación en la que duerme el bebé.

Cuna propia en la habitación de los padres

Durante el primer año de vida, el bebé debe dormir en su propia cama en la habitación de los padres. El sonido de la respiración de éstos influye positivamente en la regulación de la respiración del bebé.

Equipamiento para la cuna:

  • un colchón lo más duro posible y transpirable
  • sin almohada
  • sin pieles, rellenos blandos (nido) o peluches

La lactancia es saludable

Los bebés alimentados con leche materna tienen menos riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. Si es posible, debe dar el pecho durante 4 – 6 meses. Esto fortalece el cuerpo y el sistema inmunológico del bebé.