Búsqueda de productos



Riesgo de alergias


Búsqueda avanzanda de productos

¿Qué hacer contra el estreñimiento?

Los lactantes suelen evacuar entre 2 y 3 veces al día, aunque cada bebé es muy diferente. Algunos lactantes lo hacen varias veces al día y otros una sola vez en 5 días. Se habla de estreñimiento cuando el bebé hace las heces duras menos de una vez a la semana, e incluso eso le supone un esfuerzo.

Importante: si su bebé tiene problemas digestivos recurrentes, consulte a su pediatra.

Estreñimiento con alimentación láctea exclusiva

Si su hijo sólo se alimenta con fórmulas infantiles, compruebe que esté utilizando la cantidad correcta de leche en polvo y agua con la cuchara de medición suministrada. Su hijo sólo recibirá el líquido que necesita con la proporción correcta de leche en polvo y agua.

Si su bebé tiende a sufrir estreñimiento, puede ser beneficioso cambiar a HiPP Combiotik®. Las fórmulas de HiPP Combiotik® contienen, entre otros componentes, importantes fibras alimentarias (GOS de la lactosa). Estas fibras alimentarias ayudan a combatir el estreñimiento y ablandan las heces. La leche materna también contiene fibras alimentarias naturales, siendo una de las razones por las que los bebés alimentados con leche materna hacen generalmente las heces más blandas que los alimentados de biberón.

Asegúrese de que su hijo se mueve regularmente, ya que los movimientos como rodar y patalear estimulan la digestión. La gimnasia para bebés también puede ser de gran ayuda, y seguro que a su bebé le resulta muy divertida.

Acaricie o masajee suavemente la tripita de su bebé con movimientos circulares hacia la derecha.

Estreñimiento al introducir la alimentación suplementaria

Cuando se introduce la alimentación suplementaria, a menudo las heces se vuelven más duras y el bebé no evacua con tanta frecuencia. Es normal que los niños tengan que hacer a veces un poco más de fuerza. Siempre que el bebé no llore ni sienta dolor, no debe preocuparse.

Generalmente, las deposiciones se regulan al cabo de un tiempo y el sistema digestivo se acostumbra a los nuevos alimentos.

Los siguientes consejos pueden ayudar a ablandar las heces:

 

  • Asegúrese de que su hijo bebe suficiente. Algunos tés o zumos de fruta con efecto ablandador de las heces entre las comidas a menudo alivian las molestias.
  • Utilice variedades de alimentos infantiles que tengan más bien un efecto ablandador de las heces (en las etiquetas figuran las indicaciones correspondientes).
  • Los movimientos o masajes suaves también favorecen la digestión. Haga que su bebé se mueva activamente. Esto relaja los músculos y estimula la digestión.

 

Importante: Si su bebé tiene problemas de estreñimiento prolongado, consulte a su pediatra.