Búsqueda de productos



Riesgo de alergias


Búsqueda avanzanda de productos

Desarrollo de la motricidad

Paso a paso…

Aquí le ofrecemos un resumen de las fases de desarrollo de la motricidad durante los 12 primeros meses de vida del bebé.

Tenga en cuenta lo siguiente: cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Muchos niños pasan por las diferentes fases de desarrollo sucesivamente, otros en cambio lo hacen de forma simultánea. Si tiene alguna duda sobre el desarrollo de su bebé, consulte a su pediatra.

Edad (aprox.) Movimiento
Recién nacido Su bebé realiza movimientos descontrolados fuertemente condicionados por reflejos (involuntarios). Si le acerca un dedo a su bebé, él lo cogerá inmediatamente. Si le acaricia la planta del pie, moverá su piececito creyendo que puede agarrarla.
3 meses Su bebé puede mantener erguida la cabeza cuando está tumbado boca abajo o sentado. Su bebé es capaz de agarrar brevemente un objeto.
3-7 meses Su bebé comienza a girarse: primero hacia un lado, luego se da la vuelta boca arriba y boca abajo. Coge los objetos con las dos manos al principio y, después, puede coger objetos más pequeños con una mano y pasarlos a la otra.
7-10 meses Éste es el momento, si no lo ha hecho ya, de preparar su vivienda para que sea un lugar seguro para el bebé: el niño comienza a moverse por la casa de forma independiente (gateando, arrastrándose), y aprende a sentarse. Puede coger objetos pequeños entre el pulgar y el índice (como unas tijeras) y, después, también es capaz de coger, por ejemplo, una miga con las yemas de los dedos (como unas pinzas).
9-13 meses El niño es capaz de sentarse solo y sin ayuda.
9-15 meses El niño aprende a levantarse y desplazarse agarrándose a los muebles.
9-20 meses El niño es capaz de caminar sin ayuda y descubre el mundo por sí mismo.

Su bebé aprende a gatear, sentarse y caminar en cuanto está listo para hacerlo. Algunos niños simplemente omiten alguna fase de desarrollo como, por ejemplo, arrastrarse o gatear, mientras que otros desarrollan su propia manera de moverse, por ejemplo, rodando.

Puede estimular los movimientos de su bebé ofreciéndole la posibilidad de practicar y reunir experiencia. Tienda al bebé sobre una manta en el suelo con la mayor frecuencia posible y deje que dé patadas. Cuando el bebé esté despierto, alterne las posturas boca arriba y boca abajo. Su bebé también puede sentarse erguido en una silla de bebé durante un rato.

Deje mucho espacio para el bebé en su vivienda eliminando las fuentes de peligro. Así, el niño podrá moverse sin limitaciones.