Semana:

  • Semana de gestación 5-8

    ¡Enhorabuena, está embarazada!

    La cabeza del bebé con los primordios del ojo y del oído comienza a desarrollarse ya en el segundo mes de embarazo. También se forma el corazón, que inmediatamente comienza a latir. Al finalizar la semana 8, el bebé tiene 1 cm de tamaño y pesa unos 3 g.

    Así piensa su bebé

    “Te aseguro que ahora mismo estoy trabajando a un ritmo que incluso a mí me parece asombroso.

    Todos los días crece algo nuevo. Al final de este mes seré un bebé pequeñito que, hasta cierto punto, ya está perfectamente equipado con todo lo que caracteriza a un ser humano. Bueno, aunque todavía tengo que trabajar en las proporciones.

    Me da la impresión de que para ti está siendo un poco más lento. Hoy estás cansada, ¿verdad? Y te sentirás mal en algún momento. Es mejor que descanses cuando y donde sea posible. Verás como en uno o dos meses volverás a estar en plena forma y a controlar tu estado de ánimo”.

  • Semana de gestación 9-12

    Lo que usted todavía no siente

    Su bebé ya mueve los pies. El paladar y los pulmones ya se han formado. Los dientes, las uñas y los órganos sexuales comienzan a desarrollarse. Al final de la semana 12, el feto tiene aprox. 7,5 cm de largo y pesa unos 14 g. Es hora del primer control médico en profundidad, donde podrá plantear a su médico preguntas importantes sobre el embarazo.

    A menudo, es conveniente decidir con antelación cuestiones como las clases de preparación al parto, el hospital y, naturalmente, la matrona.

    Así piensa su bebé

    “¡Yuju! Si pudieras verme, seguro que estarías orgullosa de mí.

    Ya puedo hacer un montón de proezas. Doy patadas con las piernas (aunque todavía no las sientas), frunzo las cejas e incluso he comenzado a mover los labios. Al fin y al cabo, mi reflejo de succión debe estar perfectamente desarrollado cuando salga.

    ¿Y cómo va tu estado físico? Si todavía haces deporte, ¡genial! Pero no te pases. No olvides que ahora somos dos. Si te quedas sin aliento o tienes palpitaciones, yo sentiré lo mismo. Si no estás segura de qué y cuánta cantidad puedes hacer, es mejor que le preguntes al médico. Pero a pesar de todo, cuanto mejor prepares tu cuerpo, más fácil podrás llevarme”.

  • Semana de gestación 13-16

    Primeros reflejos

    Su bebé ya se chupa el pulgar y trata de alcanzar el cordón umbilical. Puede diferenciar entre sustancias dulces y amargas en el líquido amniótico. Si se proyecta luz sobre la tripa, se tapa los ojos. Tiene aprox. 15 cm de estatura y está casi totalmente desarrollado. Ahora quizás ya sienta sus movimientos.

    En estas semanas, es posible que su ginecólogo ya pueda determinar el sexo del bebé.

    Así piensa su bebé

    “Ya ves que estoy volviéndome cada vez más sensible.

    Hace poco, por ejemplo, cuando te pusiste delante de la lámpara para enseñarle a papá cómo te estás poniendo de redondita, pensé que estaban interrogándome. ¡Plena luz directamente a los ojos! Me di la vuelta rápidamente. Los adultos a veces sois un poco extraños…

    En cambio, las cosas que has empezado a hacer últimamente todos los días con la tripa son una auténtica maravilla. Eso de tirar y masajear suavemente… Sé que no lo estás haciendo por mí, sino para evitar las estrías. Pero me da igual, lo importante es que me acaricies”.

  • Semana de gestación 17-20

    Música en la tripa

    Su bebé ya responde a la música y distingue claramente los sonidos. Al final del quinto mes, ya tendría buenas posibilidades de sobrevivir como bebé prematuro fuera del útero materno. Y todo ello a pesar de que su bebé sólo tiene 20 cm de estatura y pesa unos 240 g en la semana 20.

    Algunas mujeres sienten las llamadas contracciones de preparación durante estas semanas. No se preocupe: no son contracciones de parto propiamente dichas; su cuerpo simplemente está preparándose tempranamente para el parto.

    Así piensa su bebé

    “¡Hip!

    Te aseguro que este hipo me bambolea un poco en el útero. No es tan grave, mami, y seguro que pasa más veces.

    Por lo demás, ahora estoy pasándomelo estupendamente aquí. Sobre todo porque cada día oigo mejor. A veces incluso distingo tu voz entre las demás cuando todo el mundo está hablando a la vez. Oh, ¡es genial! ¡Tu voz es siempre la que mejor suena!”

  • Semana de gestación 21-24

    Crecimiento el doble de rápido

    Durante este mes, el peso del bebé se duplica. Sus ojos se abren y cierran y comienza a respirar. Percibe el estrés y la inquietud con más intensidad que antes. El bebé también adopta ahora la posición correcta. Los brazos descansan sobre el pecho y las piernas están encogidas hacia arriba.

    Nuestro consejo: Debe acudir al dentista con más frecuencia durante el embarazo. Se recomienda ir al menos dos veces.

    Así piensa su bebé

    “¡Por favor, mami!

    Es encomiable que quieras demostrar a tu jefe que puede contar plenamente contigo. ¿Pero qué pasa conmigo? Y luego está ese estrés innecesario con tu colega de trabajo… ¡Me agotó tanto como a ti! A partir de ahora, no nos estreses más así porque ya percibo todos tus sentimientos. ¿O no te diste cuenta cómo tamborileaba de fuerte contra tu pared abdominal para que te tranquilizases de nuevo?

    Mi trabajo también es muy duro este mes. Tengo que crecer mucho y sólo podré hacerlo si descanso. Si algo te disgusta mucho otra vez, déjalo estar y piensa en lo importante: es decir, en ti y en mí. Así los dos nos sentiremos enseguida mucho mejor”.

  • Semana de gestación 25-28

    Ya pesa un kilo

    En la semana 25, su bebé ya pesa 1000 g y tiene unos 32 cm de estatura. Se mueve al ritmo de la música y reacciona ante las caricias y los masajes de la pared abdominal. Si está alborotado o quiere comunicarse, le dará fuertes pataditas en la tripa. Usted pronto será capaz de interpretar estas señales. Ahora debe inscribirse en las clases de preparación al parto.

    Así piensa su bebé

    “¡Lo que os estáis esforzando con mi habitación!

    Por supuesto que valoro que haya un ambiente alegre – pero una cosa te digo desde ya: cuando salga, lo primero que quiero hacer es estar contigo. Lo más cerca posible. Así que es mejor que vayáis buscando algo móvil para mí. Por ejemplo, un moisés, que me pongáis muy cerca de vuestra cama.

    Probablemente habrás notado cómo respondo ante todo lo que ocurre fuera. Sigue poniéndome buena música y dándome muchas caricias. Al fin y al cabo, sólo nos separa tu pared abdominal. ¡Y ya no por mucho tiempo!”

  • Semana de gestación 29-32

    ¡Un pequeño humano al completo!

    Si su bebé naciera ahora, podría sobrevivir con relativa facilidad fuera del útero. La piel ya asume su función reguladora del calor. En posición acurrucada, el bebé tiene unos 38 cm de estatura y pesa aprox. 2- 2,5 kg.


    Alrededor de la semana 29, las mujeres embarazadas sufren cada vez más dificultades respiratorias. Ahora es fundamental hacer descansos frecuentes y adoptar un ritmo agradable.

     

    Así piensa su bebé

    “Te aseguro, mami, que esto se está volviendo muy estrecho.

    El hogar que antes era tan cómodo me parece ahora como un armario. Y eso que ni siquiera me estoy estirando del todo. No comprendo por qué te parece tan divertido: “Mira, su rodilla…” y “Bien, ¡eso podría ser un pie!”, os oigo decir siempre ahí fuera. No es que no sepa apreciar un buen chiste, pero es que ya no tengo espacio para reírme a carcajadas.


    Lo que decidas: para ser sinceros, me da igual si nazco en una piscina de agua, en un columpio o en casa. Lo importante es que te sientas genial y que yo pase bien por el canal de parto. Así podréis cogerme en brazos enseguida”.

  • Semana de gestación 33-36

    Crecer y esperar

    A estas alturas se han formado incluso las uñas de los dedos de las manos y de los pies de su bebé. Éste está listo para conocer el mundo. Hacia el final de este mes, gira y coloca la cabeza en la cavidad pélvica. No queda mucho para el parto. Es hora de pensar en lo siguiente:

    • ¿Quién desea que esté a su lado durante el parto?
    • ¿Puede permanecer el bebé junto a la madre en la misma habitación del hospital?
    • • ¿Le ayudan con la lactancia si no termina de funcionar al principio?

    Así piensa su bebé

    “¿Es cierto que cuando salga quieres llevarme primero en un canguro? ¡Oh, mami, eso es genial!

    Así podría ver mucho mundo, pero seguiría estando tan cerca de ti como ahora. No dejes que te convenzan de lo contrario. Es mucho mejor si no tengo que llamarte todo el tiempo. Además, estar sentado en el canguro es muy bueno para las articulaciones de mi cadera. Sí, mami, lo haremos así: al principio estaremos juntos el máximo tiempo posible.


    Como puedes ver, mi mente ya está más fuera que dentro. Me ha entrado el gusanillo de viajar. Hasta el médico lo ha dicho. Un cardiotocógrafo es de lo más interesante. No puedo esperar para veros”.

  • Semana de gestación 37-40

    ¡En posición de inicio!

    Su bebé se encuentra ahora con la cabeza hacia abajo en la “posición de parto”. Está menos activo porque apenas puede moverse debido a la falta de espacio. Su estatura es de aprox. 52 cm y su peso de unos 3,5 kg. En las dos últimas semanas antes del parto deja de crecer.

    Así piensa su bebé

    “Por alguna razón, hace poco sentí la necesidad de girarme.

    Así sin más. Y ahora estoy sobre mi cabeza y apenas puedo volver atrás. “Todo irá bien si se queda así en el futuro”, le oí decir al médico. ¿Es esto normal donde vosotros ahí fuera? ¿Movéis también los pies en el aire todo el día? Va a ser muy divertido cuando vaya de paseo con vosotros.


    Por lo demás, estoy completamente listo para el viaje y cuento los días. Por supuesto, todavía queda mucho trabajo por delante. Pero no te preocupes. No durará mucho más de un día. Es lo que dijo papá, ¿no? Lo mejor es que siempre pienses que con cada contracción nos estamos acercando al gran momento en el que me sostendrás en tus brazos por primera vez. Ya verás como todo va a ser muy fácil si lo aceptas. Y la matrona y los médicos del hospital también estarán allí… ¡Sé valiente! ¡Nos espera una aventura maravillosa!”