Beber suficiente líquido

Su cuerpo necesita mucho líquido

Esté embarazada o no: es fundamental ingerir suficiente cantidad de líquido

Asegúrese de que bebe suficiente líquido, ya que precisamente en el embarazo su cuerpo necesita agua no sólo como medio de transporte, sino también para la formación adicional de sangre y líquido amniótico y para alimentar al feto. Las bebidas ideales son agua mineral, zumos de fruta mezclados con agua, zumos de verdura, tés de frutas y de hierbas.

Pruebe los zumos de frutas de HiPP, que puede diluir con agua mineral en proporción de 1:2 para beber un suave zumo de fruta con gas.

Alimentos que debe evitar

Las mujeres embarazadas deben evitar beber zumos de frutas puros, bebidas afrutadas y gaseosas, pues contienen una gran cantidad de azúcar y calorías innecesarias. Además, deben prescindir totalmente de beber alcohol por el bien de la salud del bebé.

El consumo de café puro y té negro debe reducirse a un máximo de 2-3 tazas al día, ya que un exceso de cafeína puede tener efectos adversos para madre e hijo. Es mejor beber café descafeinado o un delicioso té de hierbas.

Aunque no tenga sed, necesita líquido

Algunos consejos útiles si le cuesta beber líquido: beba algo que le guste a intervalos regulares del día; por ejemplo, a primera hora de la mañana, a la hora de comer y a primera hora de la noche. Beber líquido es cuestión de entrenamiento: a veces simplemente nos olvidamos de hacerlo.

Aunque no tenga sed, necesita líquido. Por este motivo, debe tener siempre a mano una botella de agua mineral o una tetera sobre su escritorio o en la mesa de la cocina. Tenga en cuenta que la necesidad de beber líquido aumenta todavía más durante la lactancia.

Ingesta de líquidos

Mujer no embarazada Mujer embarazada Mujer en periodo de lactancia
Bebidas 1410 ml 1470 ml 1710 ml
Alimentos sólidos 860 ml 890 ml 1000 ml
Total 2270 ml 2360 ml 2710 ml
Incremento de la demanda +90 ml +440 ml