Calidad BIO de HiPP

Calidad Bio HiPP

BIO: lo mejor para su bebé

Hablamos de unas personitas con un organismo extremadamente sensible. Los alimentos deben adaptarse exactamente para ellos: los bebés necesitan alimentos saludables que tengan un buen sabor y no contengan ingredientes no deseados. HiPP se dio cuenta de esto hace ya más de 50 años y lleva produciendo desde entonces alimentos para bebés con la máxima calidad BIO. Los suelos son cuidadosamente seleccionados, las semillas no están tratadas, las frutas y verduras maduran a su ritmo y desarrollan su sabor. La carne BIO para los menús de HiPP se produce con el mismo cuidado.

260 controles para su tranquilidad

Más rigurosos, más exactos y más fiables: los padres pueden confiar plenamente en el sello BIO de HiPP. El contenido de cada tarrito pasa hasta 260 controles (también de institutos independientes) para garantizar este nivel de seguridad. HiPP supera así los requisitos legales internacionales para la agricultura biológica. Esto se aplica a todos los cultivos, desde granos de cereales hasta guisantes, desde leche hasta manzanas. Los expertos de HiPP trabajan en estrecha colaboración con las granjas BIO, desde la selección del suelo y las semillas, pasando por el cultivo y la cosecha hasta llegar a la entrega: sólo cuando las pruebas de laboratorio indican que los productos son impecables, se autoriza el procesamiento de las materias primas. El resultado de estos esfuerzos son alimentos para bebés de alta calidad BIO, sometidos a rigurosos controles de residuos. “Con mi garantía personal”, asegura Claus HiPP en su sello BIO – y con estos rigurosos controles hace que los padres puedan confiar en esta promesa de manera incondicional.