1901: El primer producto

El fundador de la empresa, Georg Hipp (padre)

El éxito de la harina de bizcochos para niños del marido de Maria Hipp, que ella también vendía en la tienda, se extendió rápidamente. Joseph Hipp ya suministraba a algunos colegas pasteleros a principios del siglo XX. Así, la pastelería se convirtió de paso en una pequeña fábrica de la harina de bizcochos para niños de J. Hipp, que se vendió durante décadas en unos populares paquetes de color amarillo y negro.

HiPP se convirtió en marca comercial a principios del siglo XX con la harina para bizcochos.

Uno de sus hijos, Georg Hipp (1905 – 1967) se dedicó de forma especial a la harina para bizcochos. Comenzó a sus 16 años vendiéndola en Múnich de puerta en puerta. Pero, en poco tiempo la empresa paterna se volvió demasiado pequeña para sus ambiciones.

Georg Hipp se separó y fundó en 1932 su propia firma en Pfaffenhofen.