Menú

La vitamina E protege las células

¿Por qué es tan importante la vitamina E?

Los productos integrales también contienen pequeñas cantidades de vitamina E

La vitamina E pertenece al grupo de vitaminas liposolubles, lo cual significa que el cuerpo sólo la procesa en combinación con grasa. Ante todo, la vitamina E es buena para la piel, el pelo y las membranas mucosas. Sin embargo, también participa en el desarrollo de los músculos, el tejido conjuntivo y los vasos sanguíneos. El cuerpo necesita vitamina E para desarrollar un sistema inmunológico intacto. La vitamina E protege las paredes celulares frente a compuestos de oxígeno agresivos captando y neutralizando los llamados radicales libres.

Buenas fuentes de vitamina E

Los alimentos vegetales que también son ricos en grasa son generalmente buenas fuentes de vitamina E. El germen de trigo, los aceites de cártamo y girasol, las almendras y las nueces son algunas de las mejores fuentes de vitamina E. Los productos integrales también contienen pequeñas cantidades de vitamina E.

Síntomas de déficit

El primer signo de un déficit de vitamina E es normalmente tener la piel seca y rugosa, a la vez que se siente cansada e irritable. El metabolismo de los músculos no funciona plenamente y la formación de glóbulos rojos puede verse reducida.