Menú

Aumento de peso

El aumento de peso durante el embarazo depende de la persona.

Muchas embarazadas se preguntan cuánto peso es “normal” coger. Sin embargo, no puede hacerse ninguna afirmación general sobre el aumento de peso porque cada embarazo lleva su propio curso.

Una mujer más bien delgada antes de su embarazo no tiene que preocuparse de coger peso. Si su IMC (índice de masa corporal)* antes del embarazo era inferior a 18,5, se recomienda un aumento de peso de 12,5–18 kg durante el embarazo. Las mujeres con un peso normal (IMC 18,5–24,9) deben tener preferiblemente un aumento de peso de 11,5–16 kg, mientras que las mujeres con un IMC de 25,0–29,9 antes del embarazo han de tener cuidado de no coger demasiado peso (aprox. 7–11,5 kg).

No exagerar

Si pasa todo el tiempo sobre la báscula, no se estará haciendo ningún favor. El ginecólogo controla su peso en cada visita rutinaria y valora si se encuentra dentro del margen recomendado. En general, sus necesidades calóricas no aumentan hasta el cuarto mes de embarazo, y el aumento es tan sólo de unas 250 kcal. Sin embargo, la necesidad de vitaminas y minerales esenciales es mayor desde el principio. Por este motivo, es fundamental mantener una dieta equilibrada durante todo el embarazo y en el periodo de lactancia. Más información sobre la necesidad de nutrientes adicionales durante el embarazo

Muchas mujeres sufren náuseas y malestar por la mañana durante los tres primeros meses, por lo que el aumento de peso apenas es un problema. Algunas mujeres incluso adelgazan en este periodo.

Durante el segundo y el tercer trimestre de embarazo, el aumento de peso semanal se sitúa entre 300 y 500 gramos (en función del peso anterior al embarazo). Poco antes del nacimiento del bebé, la necesidad de energía puede volver a descender, pues la capacidad de movimiento es limitada. Pero aquí también insistimos: la cantidad de energía realmente necesaria varía de una mujer a otra.

Ponerse a régimen está totalmente fuera de lugar en un embarazo

Si sufría sobrepeso antes del embarazo, esto no significa que ahora tenga que adelgazar, pues podría afectar al aporte de nutrientes del bebé. Además, de manera similar al tabaco, cuando se hace régimen se liberan muchas toxinas a la circulación sanguínea y, en consecuencia, al feto.

* IMC = índice de masa corporal: es la relación entre el peso corporal y la estatura

Cómo calcular el IMC: peso corporal (en kg) dividido entre estatura al cuadrado (m²). Por ejemplo: 60 kg : (1,60 m)² = 23,4 kg/m². El IMC de las mujeres de peso normal es de 18,5-24,9 kg/m².